Si quieres conocer las propiedades de la manzanilla, no te pierdas esta nueva entrada en la que te las vamos a explicar paso a paso.

La manzanilla es originaria de Europa. Las dos variedades que se utilizan son: la manzanilla romana y la manzanilla alemana.

Se usan de ella las flores que se recogen en primavera y verano.

Sus principios activos son: azuleno (que es antinflamatorio y se encuentra en mayor cantidad en la manzanilla alemana), cumarina, bisabol, sesquiterpenos, apigenina (que es antiespasmódica y sedante), flavonoides, ácido tánico y ácido acetilsalicílico.

Es nervina, antiinflamatoria, antiespasmódica, sedante, emenagoga, carminativa y antialérgica lo que la hace adecuada en problemas de irritabilidad, cuando a los niños les empiezan a salir los dientes, cólicos infantiles, trastornos digestivos, elimina los gases intestinales, calma los dolores menstruales, lumbalgias, dolores de cabeza (neuralgias, cefaleas, migrañas), conjuntivitis, ciática, gota. En uso externo, mejora el acné, la piel sensible, la cuperosis, la dermatitis alérgica, picaduras de insectos, quemaduras solares.

Está contraindicada en el embarazo.

Cómo usarla:

Propiedades de la manzanilla

Propiedades de la manzanilla

  • Infusión: una cucharada de flores por taza de agua hirviendo. Tres tazas al día.
  • Polvo de flores: machacar 4g. de flores secas. Tomar durante el día en pequeñas dosis

Si quieres conocer más plantas o saber cómo cuidar tu piel, sigue nuestro blog: https://www.plantasconalma.es/blog/

Estamos también en nuestras redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies