Esta entrada vamos a dedicarla a piel seca, pues para cuidarla, necesitamos conocer sus principales características. Vamos a verlas con detalle.

Una piel seca es aquella en la que tienen poca actividad las glándulas sebáceas. Es una piel con poca hidratación, excesivamente fina, con poca protección ante las agresiones externas y en ella aparecen arrugas antes que en otros tipos de pieles.

Nuestra piel tiene que estar siempre hidratada. El proceso natural de la hidratación consiste en que las capas más superficiales se apoderan del agua proveniente de los estratos inferiores de la epidermis. Pero la piel seca no se puede hidratar fácilmente y, además, con la edad, el frío, la calefacción y la exposición a los productos químicos como jabones y detergentes, su capacidad de retener la humedad empeora. Esta deshidratación aumenta el número de capas de células en la epidermis, lo que crea gran número de células muertas, partículas de polvo y otras impurezas que impiden la correcta respiración de la piel. Por eso el primer paso para restablecer la salud de la piel siempre es una buena limpieza.

El problema de este tipo de pieles ha aumentado en los últimos años debido a la contaminación ambiental y al uso de jabones y geles no naturales. 

Las principales características de la piel seca son las siguientes:

  • Piel muy fina
  • Cutis sin brillo y muy sensible
  • Poros muy finos
  • Las glándulas sebáceas elaboran menos grasa de lo necesaria para mantener la elasticidad de la piel.
  • Rojeces.
  • Aparecen arrugas de forma prematura.
  • No tiene protección ante las agresiones externas.
  • No tolera los jabones
  • Sensación desagradable de tirantez, con falta de docilidad y con aspereza al tacto
  • Tiene escasa o nula sudoración, en consecuencia está enormemente perjudicada por los golpes de calor
  • Se puede padecer todo el año, aunque su incidencia aumenta en los meses fríos y mejora con el calor.

Tipos de pieles secas:

  1. Según sus características:
  • Piel seca constitucional o alípica: tiene falta parcial o total de grasa (alípico significa “escaso” o “carente de grasa”). Por lo tanto, una piel alípica es aquella cuya secreción sebácea es muy escasa. Puede deberse a trastornos endocrinos, malas digestiones, dietas desequilibradas o pobres en vitaminas A y F….
  • Piel seca adquirida o deshidratada: muestra una falta parcial o total de agua.
  1.  Según su origen:
  • Pieles secas sintomáticas: provocadas por una causa conocida, como puede ser una excesiva permanencia al sol o a una fuente de calor. También puede ser consecuencia de enfermedades o estados biológicos carenciales (por ejemplo carencia de vitamina A o escasa producción de hormonas femeninas durante la menopausia).
  • Pieles secas esenciales: los que no tienen causa conocida que las origine. En general las personas que poseen esta piel son jóvenes, raramente hombres, siendo la cara, el dorso de la mano y el antebrazo las partes corporales más afectadas

Como vemos, este tipo de piel requiere de una atención y unos cuidados muy especiales. En los siguientes días publicaremos una entrada en la que detallaremos esos cuidados. Si quieres estar al corriente, siguenos en: https://www.plantasconalma.es Y también puedes seguirnos en nuestro Facebook e instagran: https://www.facebook.com/Plantasconalma/       https://www.instagram.com/plantasconalma/

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies