¿Sabes que existen plantas que ayudan al sistema inmunológico? Pues sí. La naturaleza, como hace siempre, nos ofrece plantas que aumentan las defensas de nuestro organismo. O, más bien, que estimula nuestro cuerpo para que genere defensas.

Algunas de esas plantas son:

Equinácea

La equinácena es una planta perteneciente a la familia de las margaritas, utilizada para aumentar las defensas y aliviar dolores e infecciones. Tiene propiedades antibióticas, antivíricas, antiinflamatorias y antipiréticas. Se utiliza como tratamiento para

Plantas que ayudan al sistema inmunológico

Equinacea

infecciones en las vías respiratorias, en la boca y para resfriados comunes con o sin fiebre.

La equinácea disminuye la inflamación de garganta y de las vías respiratorias, aliviando el dolor. También trata cualquier dolor que esté localizado en la boca. Muchas personas ingieren equinácena tras una intervención odontológica pues además de aliviarles el dolor, les ayuda a reducir la inflamación y actúa como antiséptico.

La equinácena se toma en infusión o en cápsulas. Como tratamiento para estimular el sistema defensivo es aconsejable consumirla durante 7 semanas y después hacer un descanso de 2 o 3 semanas. De esta forma evitarás que tu cuerpo se acostumbre y cree tolerancia al tratamiento.

Tomillo

Plantas que ayudan al sistema inmunológico

Tomillo

Thymus vulgaris o tomillo es una planta de la familia de las labiadas. Su uso se remonta al Antiguo Egipto, donde era empleado como ungüento en embalsamamientos y quemado como purificador del aire durante las epidemias. Los griegos también lo utilizaron por sus propiedades medicinales para las enfermedades del pecho, como antiséptico o contra los dolores articulares.

Es carminativo, antitusivo, antiséptico, inmunoestimulante, expectorante, antivírico, antibacteriano, antiespasmódico, vermífugo, desinfectante (el aceite esencial, sobre todo), aumenta los leucocitos y estimula la inteligencia. 

Se puede tomar como aliño en platos cocinados o en infusión tres veces al día. El tomillo es seguro siempre que se consuma en cantidades normales. Solo en ingestas realmente abusivas podría causar malestar en el sistema digestivo, dolor de cabeza o mareos. Para las personas que quieren usarlo de forma tópica, como aceite, simplemente deben asegurarse antes de que no les produzca irritación.

Regaliz

Plantas que ayudan al sistema inmunológico

Regaliz

Se utiliza la raíz de una planta que tenga más de tres años y se recogen de octubre a marzo.

El regaliz es béquico, expectorante, antiespasmódico y antiinflamatorio. Es muy útil en caso de úlcera gástrica, pues crea, en la mucosa del estómago, una capa protectora que impide la acción corrosiva de los jugos gástricos, favoreciendo la cicatrización de las úlceras. También ayuda en problemas respiratorios: tos, ronquera, catarros, bronquitis… Disminuye los dolores de la regla.

Se puede consumir en tisana o masticando la raíz directamente. Para preparar la tisana tenemos dos métodos: maceración y cocimiento.

Maceración: dejar macerar 50 gr. de raíz en un litro de agua toda la noche. Filtrar y tomar tres tazas al día.

Cocimiento: hervir una cucharada de regaliz cortada en agua durante 5 minutos. Tomar dos o tres tazas al día.

Está contraindicado en casos de hipertensión o si se está siguiendo un tratamiento de corticoides. Tampoco se recomienda un uso continuado pues puede provocar retención de líquidos.

Jengibre

Plantas que ayudan al sistema inmunológico

Jengibre

El jengibre pertenece a la misma familia que la cúrcuma. Es una raíz de intenso sabor, que en la cocina japonesa se utiliza como complemento del sushi para limpiar el paladar, permitiendo saborear al cien por cien cada una de las piezas de alimento.

Tiene principalmente propiedades antiinflamatorias, antisépticas y digestivas, aunque también se conoce su capacidad para fluidificar la sangre. 

Se consume en infusiones o rallado añadido a los platos de alimentos. Unido en infusión al zumo de limón y endulzado con miel, alivia los síntomas de resfriado.   

Para preparar la infusión de jengibre debes hervir en un recipiente con agua una porción de raíz cortada en juliana durante 15 minutos. 

Por último, siempre hay que ser conscientes que a la ingesta de estas plantas hay que añadirle nuestro propio cuidado personal. Es decir, para potenciar nuestro sistema inmunológico lo primero que tenemos que hacer es eliminar hábitos que lo debilitan, tales como fumar, ingerir alcohol o sustancias tóxicas, tomar excesiva alimentación rica en azúcares, vivir en estado de estrés o llevar una vida excesivamente sedentaria.

¿Te ha gustado la entrada? Puedes seguirnos para obtener más información en nuestra página: www.plantasconalma.es También puedes seguirnos en nuestras redes sociales:Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn para seguir informado de todas nuestras novedades.

Te recordamos que puedes informarte de nuestras publicaciones, en las que conocerás más y mejor el maravilloso mundo de las plantas pinchando en: El lado terapéutico de las plantas, Manual para principiantes y El lado terapéutico de las plantas, Segunda parte.

Aprende a elaborar jabón natural

Aprende a elaborar jabón natural

También tenemos para ti dos completos cursos en los que podrás aprender a elaborar jabón cosmético natural y todo lo que necesitas saber para el cuidado de tu cabello. Infórmate  aquí y aprende cómo hacer jabón con ingredientes naturales.

Y, si, pinchas

Curso de champú sólido, líquido y productos capilares

Curso de champú sólido, líquido y productos capilares

aquí, sabrás como aumentar la belleza y salud de tu cabello también de forma sana y natural.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies