¿Sabes por qué padeces rosácea?

Son muchos los factores que pueden llevarte a tener una piel facial con rosácea. Lo habitual es que se mezclen varios de ellos, por eso es importante que identifiques cuales son los que te afectan a ti para que puedas evitarlos.

Esta entrada la escribo desde mi experiencia personal. Tengo rosácea desde hace por lo menos 30 años. He probado infinidad de tratamientos con los que no he obtenido ningún resultado. Hasta que, en uno de mis últimos intentos por eliminarla de mi rostro, me dijeron que era para siempre, que la rosácea no se cura.

Aquello me llevó a preguntarme asombrada por qué me prescribían tratamientos si sabían que no se curaba. Me sentí frustrada y empecé a indagar por mi cuenta. Mi propósito me llevó por distintos caminos y poco a poco fui descubriendome, aprendiendo y viendo cómo mi rostro se iba librando gradualmente de aquellos brotes.

Con esto no quiero decir que la rosácea se cure. Es cierto, la rosácea es para siempre… Pero si llevas una vida sana, equilibras tus emociones y usas una cosmética con los ingredientes adecuados y libre de sintéticos, los brotes son cada vez más intermitentes y, cuando surge el brote, este desaparece de un día para otro, es decir, no se acumulan los brotes, de manera que, antes de que te des cuenta, te mirarás al espejo y este reflejará una piel fantástica, sana y sin

Rosacea

Rosacea

brotes.

Eso sí, no puedes bajar la guardia ni un solo momento. Las rutinas que adquieras para eliminar la rosácea de tu rostro se deben convertir en tu forma de vida. No siempre es fácil porque encontrarás a tu alrededor personas que se burlen porque no fumas, no bebes alcohol o no tomas ciertos alimentos muy usuales en restaurantes y espacios de comidas. También encontrarás personas que no entienden tu nueva forma de ser o actuar o tus decisiones de cambio de vida, trabajo, etc. Pero cuando te sientes bien, cuando la cara no te pica ni sientes ardor en ella, cuando te ves en el espejo guapa, te das cuenta que todo eso merece la pena, que todo eso es por tu salud y que a partir de ahora tú eres lo que importa. Y a partir de ahí puede empezar una vida nueva.

Lo primero que debes saber es que tu piel es reflejo de todo tu ser y que una piel con rosácea es una piel muy sensible y delicada, reflejo de un interior muy sensible. 

Como la piel con estas características es tan fina y sensible, su primera reacción es enrojecer y brotarse para crear una capa protectora. El problema está en que esa capa pica, arde, molesta y es poco estética. 

Los factores físicos que afectan a la rosácea son:

  • El sol directo, por eso siempre se recomienda protegerse el rostro con cremas protectoras solares naturales y, en épocas de alta incidencia de rayos UVA, usar una protección extra, como por ejemplo un sombrero, en las horas centrales del día.
  • Ingerir alcohol, café, chocolate, picantes… y cualquier alimento o bebida a la que presentes cierta intolerancia.
  • Fumar tabaco o cualquier otra sustancia.
  • Comer en exceso. Las digestiones pesadas agravan los síntomas de la rosácea.
  • Utilizar cosméticos no adecuados con algún ingrediente no natural o reactivo. Los cosméticos deben estar formulados especialmente para este tipo de afección, estar elaborados con ingredientes derivados de plantas y no llevar ni siquiera aceites esenciales.

    Rosacea

    Rosacea

Los factores internos son las emociones mal procesadas como puede ser miedo excesivo, ansiedad extrema, estrés, inseguridad, falta de autoconfianza, etc. Es básico que detectes cuáles te afectan y aprendas a gestionarlas. No solo mejorará tu rosácea, si no también tu organismo en general y vivirás tu vida de manera más segura y plena.

Con todo esto te animo a que des un paso hacia adelante y sepas que puedes vivir sin los síntomas de la rosácea trabajando estos tres puntos:

  • Empieza a conocer tu cuerpo de verdad, observa qué alimentos y bebidas de las que consumes te sientan mal. Recuerda que todo lo que le siente mal a tu digestivo, también le sienta mal a tu piel. 
  • Quédate a ratos contigo y estudia qué te duele en tu interior, identifica las emociones que te hacen daño y busca cómo solucionarlas.
  • Utiliza cosméticos totalmente naturales, sin ningún sintético añadido, sin aceites esenciales y hechos con ingredientes derivados de plantas. Después de experimentar con diferentes productos puedo decirte que los cosméticos a base de plantas calmantes, emolientes y regeneradoras son excelentes para conseguir eliminar brotes de rosácea en el rostro.

Créate una rutina de cuidado facial limpiando, tonificando, hidratando y tratando la piel mañana y noche.

Y cuando lleves un tiempo cuidándote según estos consejos, un día te mirarás al espejo y, como me pasó a mi, te sorprenderás al ver reflejado tu bonito rostro sin rojeces ni brotes… Este es mi deseo para ti.

Espero que este artículo te haya resultado de ayuda. Si necesitas alguna consulta o información escríbeme a https://www.plantasconalma.es/contacto/  y cuéntame tu caso. 

También puedes seguirme en nuestras redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn

Aprende a elaborar jabón natural

Aprende a elaborar jabón natural

Además te ofrecemos nuestro curso de elaboración de jabón natural. Pincha aquí y podrás disfrutarlo a tu ritmo y en casa cómodamente. Compra ahora y obtén gratuitamente el libro El lado terapéutico de las plantas. Promoción válida hasta el 31 de agosto.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies