¡Continúa preparando tu piel para el verano!

Ya te contamos en nuestra entrada Prepara tu piel para el verano (Primera parte) como comenzar a prepararte para disfrutar el verano sin problemas. También en esta otra entrada, PREPARA TU PIEL PARA EL VERANO (Parte II) seguimos dándote consejos útiles para la nueva estación veraniega que tanto nos apetece disfrutar con salud. En esta nueva entrada, seguimos dándote pequeños consejos en esa misma dirección.

Es hora de un peeling corporal

Un peeling corporal es beneficioso para tu piel en cualquier época del año, pero  durante el verano lo es aún más, con él logramos eliminar las células muertas, renovando así las capas más profundas de la piel y aportándole frescura, suavidad y limpieza.  Con él lograrás:

  • Una piel más suave, luminosa y limpia.
  • Tu bronceado durará más y será más uniforme, ya que, al haber regenerado tu piel, esta está más preparada
    Prepara tu piel para el verano

    Prepara tu piel para el verano

    para absorber el protector solar que elijas.

  • El peeling ayuda a contrarrestar los efectos de los rayos solares ya que rejuvenece la piel al oxigenarla ypurificarla.
  • Elimina imperfecciones, como granitos y durezas.
  • Estimula la circulación.
  • En las pieles maduras favorece la desaparición de las células muertas.

Puedes preparar un peeling corporal de forma muy sencilla con azúcar. Puedes utilizar una base de jabón. Se corta el jabón en trozos pequeños y se funde al microondas. Se le añade azúcar y, si, te apetece, unas gotas de aceite esencial de tu gusto para darle aroma. Y ya está listo para usar.

Fortalece el cabello y las uñas

En verano, nuestro cabello y uñas sufren a causa de una mayor exposición al cloro, a la sal del agua, haciendo, si no los cuidamos, que se debiliten y que se quiebren. Para evitarlo, necesitamos cuidar, en primer lugar, nuestra alimentación, tomando alimentos que contengan vitaminas B,A,C,D,E, K y minerales.

  • Vitamina B. Aporta energía y activa el metabolismo que actúa en la regeneración celular de los tejidos de la piel, el pelo y las uñas. Frena la caída del cabello y le da un color más natural. Se encuentra en los huevos. 
  • Vitamina A. Repara y mantiene los tejidos del cuerpo favoreciendo la renovación celular. Su ausencia provoca sequedad en el pelo. Se encuentra en los productos lácteos o cereales.
  • Vitamina C. Produce colágeno, fomenta la circulación de la sangre al cuero cabelludo acelerando el crecimiento del cabello, dándole más volumen. Podemos encontrarla en los cítricos.
  • Vitamina D. Esta vitamina la produce nuestro propio cuerpo cuando nos exponemos al sol. Aporta brillo al
    Prepara tu piel para el verano

    Prepara tu piel para el verano

    cabello y a la piel. Hay pocos alimentos que contengan esta vitamina, pero podemos encontrarla en el pescado.

  • Vitamina E. Aporta fuerza, suavidad al pelo y refuerza las uñas. Se puede encontrar en frutos secos y aceites vegetales.
  • Vitamina K. Ayuda a producir aceite en el cuero cabelludo, evitando su caída. Podemos encontrarla en hierbas como el orégano y en vegetales como la lechuga.
  • Zinc. Ayuda a fijar la queratina necesaria para el pelo y las uñas. Su ausencia debilita las uñas y pueden aparecer manchas blancas y también puede provocar la caída del cabello. Puede encontrarse en lácteos. 
  • Selenio. Es imprescindible para la formación del cabello y las uñas. Es un gran antioxidante. Puede encontrarse en cereales integrales y pescado.
  • Hierro. Previene la fragilidad de las uñas, la caída del pelo y ayuda al crecimiento de ambos. Puede encontrarse en carne roja o en marisco como mejillones o gambas.

En verano, es muy importante que una vez terminado el baño eliminemos tanto el cloro como la sal con un buen champú y gel de baño e hidratemos bien tanto el pelo como las uñas con mascarilla y crema hidratante. Por las noches podemos darles un extra de hidratación con mascarillas de noche o con aceites esenciales y a hidratantes para las uñas como el aceite de ricino.

Otra cosa que necesitamos para fortalecer nuestro cabello y uñas es mejorar nuestra circulación sanguínea. Para ello, hay que evitar llevar una vida sedentaria, hacer ejercicio y tener una alimentación rica en fibra, frutas, verduras y cereales, reduciendo al mínimo el consumo de sal para retener menos líquidos.

Existen alimentos que mejoran considerablemente la circulación sanguínea, como los cítricos, el ajo, el apio y la cebolla que evitan la formación de coágulos. El tomate, el mango, las almendras por su contenido en licopeno; el aguacate, el jengibre y la cúrcuma, que ayudan a tener una circulación fluída. 

Por último, se recomienda tener el cuerpo bien hidratado para eliminar toxinas de la sangre, estimular la digestión y mejorar el suministro de nutrientes a las células.

También podemos usar plantas medicinales como la cola de caballo, la ortiga, el espino blanco, la aquilea, las flores de tilo, el romero o el ginkgo que reducen la retención de líquidos y proporcionan un alivio notable a las piernas cansadas e hinchadas, ayudando a sentirnos más ligeros.

Cuidado de los ojos

Prepara tu piel para el verano

Prepara tu piel para el verano

En verano necesitamos cuidar mucho más nuestros ojos por la mayor fuerza del sol, la presencia del aire acondicionado en los lugares en los que nos movemos, el cloro de las piscinas, así como el calor seco de determinadas zonas. Todo esto puede producir la incómoda sequedad ocular. Para evitar este problema y cuidar mejor de tus ojos en verano, puedes seguir los siguientes consejos:

  • Llevar gafas de sol: procura que sean de calidad y compradas en una tienda especializada, para protegerte de los rayos UV al 100 %.
  • Llevar sombrero.
  • Lavar los ojos a menudo, sobre todo, antes y después de bañarte en la piscina y en la playa. Sácalos a continuación con un paño limpio. Si lo necesitas, usa colirios y lágrimas artificiales adecuados.
  • Si usas gafas, mantenlas limpias y no las lleves más de 10 horas seguidas.
  • Si usas lentillas, no te bañes con ellas y mantenlas bien cuidadas y limpias.
  • Lava bien las manos, para evitar problemas cuando te frotes los ojos.
  • Parpadea a menudo para hidratarlos.
  • No mires directamente al sol 
  • Aliméntate bien: Incorpora en tu dieta alimentos ricos en ácidos omega 3, vitaminas A,C y E y antioxidantes como los frutos rojos, fresas, zanahorias, y verduras de hojas verdes que ayudan a prevenir el riesgo de ciertas enfermedades oculares como las cataratas.
  • Dormir bien, ya que, durante el sueño, los ojos se regenera, librándose de alérgenos, agentes irritantes como el polvo o el humo acumulado durante el día. En esos momentos es cuando los ojos disfrutan de una lubricación continua.
  • Incluye en tu dieta arándanos. Debido a su alto contenido en vitamina A hace de esta fruta una de las más indicadas para la salud visual, rebaja la fatiga ocular y previene los ojos secos. Esto es posible gracias a uno de sus componentes, las flavonoides antocianinas, unos pigmentos con función antioxidante que ayudan a reparar las células nerviosas de la retina.  También te aconsejamos que cuides tu piel con cremas hidratantes elaboradas con ingredientes totalmente de origen vegetal para que tu piel esté sana y reciba el sol sin ningún daño. Es el caso de las cremas de Plantas con Alma.Si quieres saber más, búscanos en  nuestra web: https://www.plantasconalma.esY en nuestras redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn

Y hoy te ofrecemos también una gran novedad: un curso de elaboración de jabón natural. Pincha aquí y podrás disfrutarlo a tu ritmo y en casa cómodamente. Compra ahora y obtén gratuitamente el libro El lado terapéutico de las plantas. Promoción válida hasta el 31 de agosto.

Aprende a hacer jabón desde cero

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies