¿Sabes cómo limpiar tu rostro?

En esta nueva entrada queremos resaltar la importancia que tiene una buena limpieza facial para la salud de nuestra piel, salud que, claro está, repercutirá en nuestro bienestar general, pues, como seres holísticos que somos todo lo que beneficie nuestro interior lo hará a nuestro exterior y viceversa.

Antes de realizar una limpieza facial, es necesario conocer a la perfección nuestra piel. Aunque esta parezca una afirmación de perogrullo, no conocer nuestra piel implica que podemos caer en la tentación de usar un producto poco adecuado, produciendo un daño que acabaremos pagando caro. Por lo tanto, necesitamos saber qué tipo de piel tenemos para elegir los productos más adecuados que  la cuiden. Una vez que esto está claro, como siempre recomendamos, es mejor usar productos 100% naturales, más afines a nuestro organismo y más adecuados para que el cuidado que nos damos sea real. En ningún caso debemos dejarnos llevar por el marketing que nos bombardea constantemente con sustancias llamativas de última generación prometiendo devolvernos a nuestra juventud y que acaso no son toleradas por nuestro tipo de piel.

Limpieza diaria:

Para limpiar bien e rostro y que nuestra piel esté bien cuidada, todos los días, mañana y noche, debemos lavarnos bien la cara con una leche limpiadora o un jabón adecuados para nuestro tipo de piel. En este punto, es bueno indicar que, normalmente, las pieles grasas toleran mejor el jabón (siempre adecuado a su tipo de piel) que la leche limpiadora. A continuación, se aplica un tónico y la crema hidratante o nutritiva. Es recomendable utilizar por el día una crema hidratante y por la noche una crema de tratamiento (nutritiva, calmante, reguladora, etc) dependiendo de las necesidades de cada cutis. ¿Por qué por la noche? Porque por la noche, mientras dormimos, nuestro organismo de forma natural se regenera y, por lo tanto, en ese momento aprovecha mucho mejor todas las sustancias que le apliquemos.

Limpieza semanal:

Una vez a la semana, o dos en el caso de las pieles grasas, se recomienda un peeling facial que libere la piel de todas las sustancias que se le van acumulando con los productos cosméticos que usamos, sudor, partículas existentes en el medioambiente junto a la contaminación y, sobre todo, células muertas que se desprenden continuamente de nuestra piel y que taponan nuestros poros. Tras el peeling encontramos el mejor momento para aplicarnos una mascarilla de tratamiento. Al tener la piel libre de impurezas, aquello que nos apliquemos será bien recibido por nuestro organismo, con lo que cualquier tratamiento hará más efecto después de dicho peeling. Es esencial que dejemos actuar la mascarilla al menos 20 minutos sobre nuestro rostro. Una vez que la retiremos nos aplicaremos nuestro tónico habitual seguido de una buena crema con ingredientes lo más naturales posible.

Cuando adquirimos el hábito de estas limpiezas lograremos mejorar de forma sustancial nuestra piel.  Eliminamos células muertas y evitamos la acumulación de grasa, reduciendo así los antiestéticos granos.

Y, como siempre, si quieres disponer de la mejor cosmética natural, en Plantas con Alma la tienes a tu disposición. Sigue nuestro blog: https://www.plantasconalma.es/blog/ así como nuestras redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/Plantasconalma/ instagram: https://www.instagram.com/plantasconalma/ linkedin: https://www.linkedin.com/in/plantas-con-alma-63b2b3175/  twiter: https://twitter.com/plantasconalma

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies