Vivimos estos días una situación excepcional en todo el mundo: una enfermedad ha venido para modificar nuestras vidas sacudiéndonos desde los cimientos. Todos nos hemos visto afectados, de manera que todos nos encontramos ante un reto sorprendente que nos plantea la vida. 

Y, como siempre, ante los retos, cada persona reacciona de una u otra manera y se plantea una u otra cuestión. Nosotras, desde Plantas con Alma, nos planteamos una serie de cuestiones desde el punto de vista del cuidado y la salud. Y como nuestra pasión son los productos de belleza e higiene personal, incidimos sobre todo en el cuidado de la piel, sabiendo que, tanto la belleza como la salud, implican lo exterior y lo interior.

Estamos ante un reto:

Pues bien, evidentemente estamos ante un reto: un simple y microscópico virus ha venido a pararnos por completo para que reflexionemos sobre la vida que hemos llevado hasta este momento. Y en lo tocante a la salud, ni que decir tiene que hemos tenido, en general, unos hábitos bastante destructivos y bastante propicios a darle manga ancha a este tipo de problemas. A parte de los hábitos destructivos (alcohol, tabaco, etc), la mala alimentación, basada en productos procesados y en el desprecio de lo fresco y el uso de cosméticos y productos de belleza cargados de parabenos, disruptores endocrinos y demás tóxicos que envenenan poco a poco nuestros cuerpos, hemos sentado las bases de un debilitamiento progresivo de nuestro organismo y, por tanto, de nuestro sistema inmunitario. ¿Es extraño entonces que seamos tan vulnerables?

La vida, realmente, nos está dando una gran oportunidad: la de mirar hacia nosotros, hacia el cuidado integral de nuestra salud, por dentro y por fuera, para poder luego cuidar de una forma efectiva y eficaz de los demás. Aprovechemos esta oportunidad para eliminar los hábitos destructivos: el alcohol, el tabaco, otras sustancias tóxicas y para empezar a introducir de nuevo en nuestra vida la naturaleza en forma de alimentos sanos, frescos, de temporada, eliminando los procesados y en forma de productos de higiene y de belleza también sanos y naturales, eliminando parabenos, disruptores endocrinos y demás sustancias tóxicas. 

Escuchemos con calma los mensajes de la vida. Aprendamos a caminar más despacio, a sentir el aire que nos envuelve, a escuchar el sonido de los árboles, de los pájaros… volvamos a ser naturaleza. Solo de esta manera recuperaremos la fuerza con la que todo ser humano está dotado por derecho de nacimiento; solo así seremos más fuertes resistentes ante los embates de esos pequeños virus que, en realidad, vienen a derribar los muros de nuestro orgullo de supuestos seres superiores a la naturaleza. 

No somos superiores. Somos naturaleza, tan frágil como ella, pero también, tan fuerte como ella. Y solo recuperando nuestro contacto con ella, a través del respeto por nuestra salud, la alimentación y el cuidado naturales, podremos inmunizarnos.

Desde Plantas con Alma, deseamos la completa recuperación de la salud de todo el planeta y de todos los que lo habitamos, para que juntos volvamos a la naturaleza a través de los productos naturales.

Consulta la web https://www.plantasconalma.es/ y verás las cremas hidratantes faciales que te ofrecemos, elaboradas totalmente con ingredientes procedentes de plantas. Plantas con Alma quiere ofrecerte lo mejor que tiene, salud para tu piel.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies